Archivo de la etiqueta: clásico

300. Los tres interruptores

Hoy cumplimos 300 acertijos de existencia. Cada vez queda menos para llegar al año, y es todo gracias a vuestro apoyo y ánimo. Muchas gracias a todos, buena suerte, y ¡hasta el próximo acertijo! Os dejo con un clásico:

En el sótano de un edificio tenemos tres bombillas y en la planta inferior tres interruptores. Cada uno de los interruptores enciende una bombilla. ¿Cómo podemos saber, bajando sólo una vez al sótano, qué interruptor enciende cada bombilla?

229. El sabio de la colina

Un hombre muy sabio vivía en la cima de una colina, cerca de una pequeña ciudad. La gente le visitaba para resolver sus problemas y encontrar soluciones a los pequeños misterios cotidianos. Un día, dos muchachos decidieron burlarse de él. Cogieron una paloma y subieron a la colina. Una vez ante el sabio, uno de ellos le dijo: “Dinos, hombre sabio, si la paloma que tengo detrás de mi está viva o muerta”. El hombre sonrió y les dijo: “Sé que tratáis de engañarme, así que no puedo responder a vuestra pregunta”. Aunque el hombre hubiese sabido la respuesta, ¿por qué no quiso decirla?

168. El primer hombre

Un clásico, a medio camino entre chiste y acertijo…

El profesor Listillo estaba buscando fósiles y minerales en una zona montañosa. De vuelta al refugio con los hallazgos del día, fue a parar a un pequeño valle donde, bajo una gran cornisa, encontró el cadáver congelado de un hombre. El profesor se alegró mucho por la magnitud de su descubrimiento, pues decía haber dado con el mismísimo Adán. ¿Cómo supo Listillo que el cadáver correspondía al primer hombre?

153. La habitación de hotel

Tres amigos alquilaron una habitación en un hotel por 300 euros. Al día siguiente, el director se dio cuenta de que les había cobrado de más y dio al conserje 50 euros para que los devolviese. El conserje les dijo a los clientes: “Como no puedo repartir a partes iguales 50 entre ustedes tres, les devuelvo 10 euros a cada uno y yo me quedo con 20, con lo que ya queda arreglado”. Los hombres, que accedieron a la propuesta, pagaron 90 cada uno (270 en total), y el conserje se quedó con 20. El total asciende a 290 euros. ¿Dónde están los 10 que faltan?

136. El campesino y el Rey

Un pequeño clásico para hoy:

Un joven campesino quería casarse con la hermosa hija del Rey, pero éste no pretendía tener a un simple campesino en su familia. Así que, para parecer justo y magnánimo, puso dos trozos de papel en un saco de tela. En un papel se leía “exilio”; en el otro “matrimonio”. Así pues, sería el propio campesino quien eligiría su destino. Todos sabían, incluido el pretendiente, que el rey había escrito “exilio” en ambos papeles para desembarazarse del joven. Pero el campesino fue a la corte e hizo algo que le aseguró la mano de la Princesa. ¿De qué se trataba?