195. Asesinato en el sótano

Ridí Culo encontró a Rudy Mentario muerto en el sótano. Explicó que había sospechado que algo ocurría, porque Rudy no había recogido el correo del día anterior. Decidió entrar y encontró a Mentario con una gran mancha de sangre detrás de la cabeza, muy cerca de la cámara frigorífica. Parecía como si hubiese resbalado y se hubiese golpeado contra una de sus esquinas. Cuando se le preguntó sobre la mancha de sangre en la manga, Ridí contestó que había examinado el cuerpo antes de avisar a la policía y que se había manchado sin querer. La baja temperatura del cuerpo indicaba que la muerte había ocurrido hacía más de 12 horas. Pero el detective Guardarropa seguía convencido de que Ridí era culpable. ¿Cómo podía estar tan seguro?

194. Las llaves del buzón

El profesor Listillo había sido contratado por una universidad extranjera para dar una conferencia en un congreso. Como estaba esperando una carta importante, le pidió a su amigo Empa Nado que la recogiese cuando llegase y se la enviase. Pero el profesor se llevó la llave del buzón consigo y Nado no podía coger la correspondencia que iba llegando. Escribió a Listillo planteándole el problema y éste le mandó la llave en respuesta. Sin embargo, Empa continuó sin poder abrir el buzón. ¿Por qué?

193. El robo de las joyas

“La única llave de la habitación donde se guardan las joyas de mi difunta tía está en mi poder”, decía Staff Ador. “Desde que murió, hace una semana, ni yo ni nadie más ha entrado en el cuarto y, de acuerdo con su última voluntad, el dinero obtenido de la venta de sus joyas se destinará a obras de caridad”, concluyó. El detective Guardarropa apartó una planta cuyas hojas, giradas hacia la pared, molestaban para aercarse a la caja fuerte. Mientras Staff la abría, Guardarropa cruzó la habitación y se sentó cerca del ventanal. Cuando Ador abrió la caja y cogió la bolsa con las joyas, el detective dijo: “Estoy seguro de que las joyas son falsas o de que faltan unas cuantas”. ¿Por qué?

192. Envenenado con cianuro

“Es extrañó”, pensó Guardarropa. La autopsia reveló que don Din murió envenenado con cianuro. Encontraron su cuerpo cerca de la barbacoa, todavía caliente. La autopsia también reveló que acababa de comerse dos bocadillos, una bolsa de patatas fritas y unas cerezas. Al registrar los alrededores, la policía encontró una nota de suicidio, la pluma usada por el doctor para escribirla, una caja de cerillas, una moneda, una bolsa de patatas fritas vacía y un papel con el que se habían envuelto los bocadillos. Como no se encontró nada más, el detective estaba seguro de que el cadáver había sido llevado hasta la escena del supuesto suicidio. ¿Por qué?

191. Un suicidio sospechoso

Encontraron muerto a Mercro Mino en su biblioteca. Tenía la cabeza apoyada sobre su grabadora de cintas y, desde la puerta, el detective Guardarropa vio que tenía la pistola en la mano derecha y un agujero de bala en la sien del mismo lado. El inspector cogió la grabadora y apretó el “play”, escuchando entonces una voz: “Soy Mercro Mino. Estoy harto de todo. Ya no aguanto más. Nos veremos en el más allá”. Después sonó un disparo y el ruido de su cabeza golpeó el cassette; luego, el clic que indicaba el fin de la grabación. Guardarropa estaba seguro de que alguien había imitado la voz de Mercro para simular un suicidio. ¿Por qué pensaba que se trataba de un asesinato?

190. La Revolución Agrícola

El profesor Listillo estaba dando su clase sobre “la Revolución Agrícola Americana” cuando se dio cuenta de que Andresita Piñata estaba dando cabezadas. El profesor, a quien le encantan estas situaciones, se acercó a ella y le preguntó qué hecho trascendental había ocurrido el 31 de noviembre de 1793. Por suerte, Andresita había medio oído algo de lo que estaba diciendo el profesor y le dijo que esa era la fecha en que Eli Whitney había inventado su famosa cosechadora de algodón. ¿Contestó correctamente?

Acertéis o no, sed honestos cuando pongais vuestra respuesta 😉

189. El pescado congelado

Después de la II Guerra Mundial, tanto los refrigeradores como los alimentos congelados aumentaron su popularidad. El pescado fue uno de los alimentos más solicitados. Sin embargo, las ventas muy pronto bajaron: era muy insípido. La causa era que el pescado sufría importantes cambios químicos desde que era pescado hasta que se congelaba. Las compañías decidieron, entonces, transportar el pescado vivo en grandes tanques hasta la planta de congelado. Pero el pescado siguió perdiendo sabor, ya que se mantenía inmóvil dentro de los tanques. ¿Cuál sería la solución para que los peces siguiesen moviéndose, como si estuvieran en su medio natural?

187. La casa de Sillo

“¡No quiero esta chabola ni regalada!”, decía Staff Ador. “Pues se trata de una gana”, le contestó Mentiro Sillo, “con lo ahorrador y desconfiado que era su anterior propietario, seguro que en la casa hay más de un tesoro escondido”. “Ni hablar, venga, vámonos”, le contestó Ador. “Antes de irnos, quiero que veas la escalera escondida que he descubrí hace un rato”, dijo Mentiro, mientras abría una trampilla. Y, al ver que algo brillaba en la oscuridad exclamó: “¡Mira, mira! !Una cubertería de plata! Me parece que voy a comprar la casa yo mismo”. Staff le respondió: “Ni hablar. Si me has ofrecido la compra, debes mantener tu palabra”. ¿Crees que Sillo está engañando a Ador? ¿O al revés? ¿Por qué?

186. Curvas peligrosas…

El profesor Listillo iba conduciendo tranquilamente por la ciudad cuando, de repente, se acordó de que tenía que dar una conferencia en el otro extremo de la ciudad en 15 minutos. Aceleró y giró sobre dos ruedas en la primera esquina que encontró. El policía que había allí apostado no hizo ningún gesto por detenerle. ¿Cómo es posible que Listillo tome las curvas como lo hace sin que nadie le llame la atención?

181. La proeza de Mentiro Sillo

Mentiro Sillo, mundialmente conocido, anunció a bombo y platillo que, sin ayuda de aparatos ni terceras personas, se disponía a andar sobre las aguas del lago del parque. El domingo siguiente, una multitud pudo ver cómo hacía exactamente lo que había dicho. ¿Cómo lo consiguió?

Yo creo que es uno de los acertijos más fáciles que os he puesto. Pero bueno, ya os caerán algunos más difíciles 😉

¡Suerte!