Archivo de la etiqueta: Staff Ador

335. La cometa de Staff

Buenos días  a todos. Lamento no haber publicado puntualmente el acertijo del día 19, pero hace unos días tuve un problema con mi ordenador y no he tenido acceso a internet prácticamente hasta ahora, momento que aprovecho para poner al día el blog. Espero sepáis comprender. ¡Gracias y suerte!

“Iba andando por la playa”, dijo Staff Ador, “mirando cómo volaba mi cometa sobre la mar, cuando me encontré con el cadáver. Telefoneé inmediatamente a la policía”. Guardarropa vio que las pisadas de una gaviota salían del agua. “La gaviota debe haber andado por la arena hace más de 20 minutos o, de lo contrario, la marea hubiese borrado las huellas”, dijo el detective. Cuando preguntó a Staff dónde estaba la cometa, éste dijo que, al ver el cadáver, la soltó. “Debe estar volando sobre el mar”. “No hace nada de viento”, comentó Guardarropa. “Se ha calmado justo antes de llegar usted”, contestó Ador. “No sé si estás implicado en esto, pero tu historia no se tiene en pie”, afirmó el detective. ¿Por qué?

287. El tapón 710

Para hoy un acertijo que nos ha hecho llegar Szarfer. ¡Desde aquí un saludo! ¡Y os animo a todos a hacernos llegar vuestros acertijos a acertijos.org@gmail.com!

Staff Ador llegó al taller mecánico muy nervioso. Le dijo al mecánico que su coche había tenido un accidente y necesitaba con urgencia un recambio del tapón 710, que había perdido. El mecánico, después de buscar en todos los catálogos y llamar a diversos fabricantes, no encontró ningún “tapón 710”, como le pide Ador. ¿Qué es lo que en realidad necesitaba Staff para su coche?

286. La partida de póquer

La tensió en la partida de póquer que jugaban Staff Ador, Mentiro Sillo, Ridí Culo y Rudy Mentario aumentaba por momentos. De pronto Staff Ador se abalanzó sobre Ridí Culo y comenzó a golpearle. Mentiro Sillo se levantó y consiguió apartar a Staff de su víctima. Sobre la mesa había cinco manos y cada una de ellas tenía tres cartas a la vista. Una de las manos tenía un rey, una reina y un as. En la siguiente había dos ases y un rey y, en la tercera, tres sotas. La cuarta mano tenía dos reinas y otro as y el jugador que tenía la última había cogido dos reyes y un as. Ridí había repartido el último y Staff le acusaba de hace trampas. ¿Por qué?

283. El desayuno de los ladrones

Una calurosa tarde de verano, Staff Ador y Mentiro Sillo robaron la recaudación del Banco de Reponítica. Como sabían que la policía les pisaba los talones, decidieron repartirse el botín y tirar cada uno por su lado. Staff se dirigió hacia las montañas del oeste mientras que Mentiro se fue a la costa este. A la mañana siguiente, ambos decidieron desayunar lo mismo: hirvieron agua y tomaron huevos duros. ¿Cuál de los dos tuvo antes preparado su desayuno?

274. El cuñado de Staff

“Staff, tengo que darte una mala noticia”, dijo el detective Guardarropa, “tu cuñado ha muerto y todo me hace suponer que se trata de un asesinato”. “La verdad es que no me sorprende”, le contestó Ador, “Ladr’on Zuelo tenía montones de enemigos. Los maridos de mis hermanas estaban peleados con él, a causa de un negocio que fue muy mal; un amigo de mi hermano le prestó dinero y no se lo quiso devolver, e incluso el hermano de mi mujer, que acaba de salir de la cárcel, dijo que Zuelo le había traicionado y que se vengaría en cuanto pudiese…” Mientras Staff Ador seguía alargando la lista de enemigos de Ladr’on Zuelo, el detective sacó las esposas y lo arrestó. ¿Por qué?

270. Asesinato en casa…

Staff Ador fue a buscar al detective Guardarropa. “Venga enseguida”, le dijo, “mi mujer ha sido asesinada”. La señora Ador yacía en el suelo, con el cuchillo clavado en la espalda. Se percibía el olor de una vela, acabada de apagar. Cerca de ella había un pequeño charco de agua y una botella rota. Como siempre a esa hora, se levantaba una ligera brisa. Guardarropa fue a cerrar la ventana. Cuando se giró para ver la escena desde otro ángulo, vio la cera derretida la vela. Staff dijo que oyó un grito y que, al entrar en la habitación, la encontró muerta. No tocó nada y fue enseguida a buscar al detective. “Está mintiendo”, le dijo Guardarropa. ¿Por qué?

268. Acusado de asesinato

El detective Guardarropa pulsó el interruptor de la luz de la habitación, que estaba a oscuras. La lámpara de la cabecera de la cama se encendió e iluminó una Biblia abierta sobre la colcha. El detective se sentó en una de las camas y Staff Ador hizo lo mismo. “Cuénteme toda la historia otra vez”, dijo Guardarropa. “Estaba en la cama, leyendo, cuando oí dos tiros. Corrí hacia la puerta, la abrí y vi a una mujer que corría hacia la salida. Tenía una pistola en la mano y llevaba la cara tapada. Fui hacia la habitación de Pedrito, pero le encontré en el suelo, boca abajo. Cuando le di la vuelta, entró el inspector del hotel y me acusó de asesinato”. “Según lo que cuenta, yo también voy a hacerlo”, le respondió Guardarropa. ¿Por qué?

258. El robo de la autoridad

Guardarropa leyó las declaraciones de Mentiro Sillo y Staff Ador. Mentiro contó que, al llevar la paga de los trabajadores de la mina, se pararon en un semáforo y un coche de la policía se detuvo ante ellos. Bajó un agente de uniforme, con gafas oscuras y una pistola en la mano, y les robó el dinero. Staff contó prácticamente lo mismo y estaba sorprendido porque nunca hubiera imaginado que un policía iba a robarles. Al describir al policía, Ador  añadió que medía 1,75 m más o menos, que debía pesar unos 80 kilos, que tenía los ojos azules y que era rubio. “Quiero interrogar personalmente a Staff”, dijo el detective. ¿Por qué?

255. Robo en casa

Staff Ador estaba en su casa cuando, según dijo al detective Guardarropa, alguien llamó a su puerta. “En aquel momento fui a abrir la entrada para ver quien era. Recuerdo perfectamente el momento, pues dejé el punto de libro entre las páginas 129 y 130, molesto por tener que perder el hilo de tan interesante lectura. En cuanto abrí la puerta no vi a nadie pero escuché un ruido al otro lado de mi casa. Cuando llegué a la habitación donde me pareció que había oido algo no había ya nadie, pero dos de los cajones del mueble estaban abiertos y habían robado los documentos que había dentro”. “Hay algo en su historia que le delata”, le replicó el detective. ¿De qué se trata?

241. El robo de las monedas

Staff Ador se encontró con el detective Guardarropa en el vestíbulo. “Seguro que ha visto la nota en el ascensor”, le dijo. “Han cortado el gas y la luz, desde las doce de la noche hasta las seis de la madrugada. Un ruido me ha despertado poco antes de las seis. He mirado por todo el piso y, como no he visto a nadie, me he metido en el baño. Pero, a media ducha, he oído el ruido otra vez. He vuelto a mirar y esta vez he visto a alguien que salía del piso; por desgracia el vapor del baño no me ha permitido distinguir cómo era. Lo peor es que ha desaparecido mi colección de monedas”, dijo Staff. “Tenga cuidado o desaparecerá también su libertad”, le replicó Guardarropa. ¿Por qué?

221. El asunto Don Tanto

“Salté la valla y caí en el jardín de Don Tanto”, explicaba Staff Ador. “Advertí unas luces en el último piso y vi a Porciento en el suelo, atado de pies y manos. Inmediatamente, apareció un hombre con barba y gafas de sol. Al ver que era el asesino que están buscando, me olvidé por completo de robar y me preocupé de ayudar al señor. Así que subí rápidamente los cuatro pisos, pero, por desgracia, llegué demasiado tarde; el asesinato ya se había cometido y el criminal había huído. Como no podía hacer nada por el pobre muerto, salí de la casa y ustedes me detuvieron”. El detective Guardarropa le contestó: “Nadie va a creerse tu historia”. ¿Cuál es el error?

209. Asesinato en cinco días

El detective Guardarropa subió por la colina hasta la casa de Fermincito. Como nadie le abrió, decidió entrar y encontró a Fermincito en el suelo, en medio de un charco de sangre y con un agujero de bala en la cabeza. Una nota justificaba su suicidio: “Desde que no puedo andar, sobrevivo gracias a la buena voluntad de Staff Ador, que me sube provisiones cada semana; le dejo a él toda mi fortuna”. El perro del detective comenzó a seguir un rastro que les llevó a casa de Staff. Cuando el detective le dijo a Staff que Fermincito había muerto, exclamó: “¡Qué desgracia! Le vi hace cinco días y estaba perfectamente”. Guardarropa le dijo: “Cuénteme qué ocurrio”. ¿Por qué dudaba el detective?

201. Rompiendo parachoques

Un día, Staff Ador, que paseaba con su nuevo coche deportivo (robado, por supuesto), decidió ir a tomar una copa. Entró a toda velocidad en el aparcamiento del hotel donde se alojaba y frenó, derrapando espectacularmente. Los nueve coches de policía que le perseguían por exceso de velocidad entraron detrás de él. El primero chocó con él por detrás y el resto fue haciendo lo mismo, uno detrás del otro. ¿Cuántos parachoques se rompieron?

196. Aviso de asesinato

Staff Ador esperó a que el profesor Listillo saliera del despacho de Mentiro Sillo. Se puso un par de guantes y entró en el despacho de Sillo. Luego apuntó y disparó. Ador tiró la pistola al suelo y llamó a la policía. Después de fue a su propio despacho y se quitó los guantes. Cuando el detective Guardarropa llegó, Staff explicó lo sucedido: “Estaba trabajando cuando oí un disparo. Corrí hasta el vestíbulo y vi al profesor Listillo salir corriendo del despacho de Mentiro Sillo. Al entrar, le vi tendido en el suelo, así que llamé inmediatamente a la policía”. Algunas horas después, el detective ordenó arrestarle por asesinato. ¿Por qué fue tan fácil pillarle?