Archivo de la etiqueta: asesinatos

336. El descapotable accidentado…

El detective Guardarropa vio cómo el descapotable perdía el control y chocaba contra la valla protectora. El conductor salió despedido y fue a parar al fondo de un barranco. Guardarropa bajó hasta allí. El conductor ensangrentado estaba muerto y, a unos 10 metros, el coche yacía sobre un costado. Al examinar el vehículo, se dio cuenta de varios detalles: faltaba la hebilla del cinturón de seguridad del conductor y el asiento estaba cubierto de sangre; además, uno de los neumáticos estaba agujereado por un gran clavo. El detective quedó convencido de que el conductor no murió en el accidente, sino que ya estaba muerto cuando el coché se despeñó. ¿Cómo lo supo?

335. La cometa de Staff

Buenos días  a todos. Lamento no haber publicado puntualmente el acertijo del día 19, pero hace unos días tuve un problema con mi ordenador y no he tenido acceso a internet prácticamente hasta ahora, momento que aprovecho para poner al día el blog. Espero sepáis comprender. ¡Gracias y suerte!

“Iba andando por la playa”, dijo Staff Ador, “mirando cómo volaba mi cometa sobre la mar, cuando me encontré con el cadáver. Telefoneé inmediatamente a la policía”. Guardarropa vio que las pisadas de una gaviota salían del agua. “La gaviota debe haber andado por la arena hace más de 20 minutos o, de lo contrario, la marea hubiese borrado las huellas”, dijo el detective. Cuando preguntó a Staff dónde estaba la cometa, éste dijo que, al ver el cadáver, la soltó. “Debe estar volando sobre el mar”. “No hace nada de viento”, comentó Guardarropa. “Se ha calmado justo antes de llegar usted”, contestó Ador. “No sé si estás implicado en esto, pero tu historia no se tiene en pie”, afirmó el detective. ¿Por qué?

332. Asesinato en paralelas…

El detective Guardarropa examinó el lugar del crimen. Una mujer había sido asesinada de un disparo y yacía boca abajo, en un aparcamiento. El suelo estaba cubierto por una delgada capa de nieve. Junto al cadáver, observó unas pisadas que corrían entre dos líneas paralelas, mientras otras dos líneas paralelas se alejaban de la víctima. ¿Qué tipo de persona iba a buscar Guardarropa?

304. Muerto en el piso 39

Un hombre fue encontrado muerto en una habitación del piso 39 de un hotel. El cuarto estaba cerrado con llave por dentro y el hombre estaba sentado en una silla dando la espalda a una de las ventanas. La alfombra debajo de la ventana estaba húmeda. El único ruido que se oía era el del aire acondicionado. Una bala había entrado por detrás de su cabeza y estaba alojada en la base del cráneo. La autopsia determinó que había sido asesinado en el mismo lugar donde estaba sentado y que la bala había sido disparada desde una distancia de unos 30 metros. Además, la ventana estaba cerrada por dentro y ningún cristal estaba roto. ¿Cómo se cometió el asesinato?

274. El cuñado de Staff

“Staff, tengo que darte una mala noticia”, dijo el detective Guardarropa, “tu cuñado ha muerto y todo me hace suponer que se trata de un asesinato”. “La verdad es que no me sorprende”, le contestó Ador, “Ladr’on Zuelo tenía montones de enemigos. Los maridos de mis hermanas estaban peleados con él, a causa de un negocio que fue muy mal; un amigo de mi hermano le prestó dinero y no se lo quiso devolver, e incluso el hermano de mi mujer, que acaba de salir de la cárcel, dijo que Zuelo le había traicionado y que se vengaría en cuanto pudiese…” Mientras Staff Ador seguía alargando la lista de enemigos de Ladr’on Zuelo, el detective sacó las esposas y lo arrestó. ¿Por qué?

270. Asesinato en casa…

Staff Ador fue a buscar al detective Guardarropa. “Venga enseguida”, le dijo, “mi mujer ha sido asesinada”. La señora Ador yacía en el suelo, con el cuchillo clavado en la espalda. Se percibía el olor de una vela, acabada de apagar. Cerca de ella había un pequeño charco de agua y una botella rota. Como siempre a esa hora, se levantaba una ligera brisa. Guardarropa fue a cerrar la ventana. Cuando se giró para ver la escena desde otro ángulo, vio la cera derretida la vela. Staff dijo que oyó un grito y que, al entrar en la habitación, la encontró muerta. No tocó nada y fue enseguida a buscar al detective. “Está mintiendo”, le dijo Guardarropa. ¿Por qué?

268. Acusado de asesinato

El detective Guardarropa pulsó el interruptor de la luz de la habitación, que estaba a oscuras. La lámpara de la cabecera de la cama se encendió e iluminó una Biblia abierta sobre la colcha. El detective se sentó en una de las camas y Staff Ador hizo lo mismo. “Cuénteme toda la historia otra vez”, dijo Guardarropa. “Estaba en la cama, leyendo, cuando oí dos tiros. Corrí hacia la puerta, la abrí y vi a una mujer que corría hacia la salida. Tenía una pistola en la mano y llevaba la cara tapada. Fui hacia la habitación de Pedrito, pero le encontré en el suelo, boca abajo. Cuando le di la vuelta, entró el inspector del hotel y me acusó de asesinato”. “Según lo que cuenta, yo también voy a hacerlo”, le respondió Guardarropa. ¿Por qué?

240. Muerte en el taller

Un lunes por la mañana, el detective Guardarropa recibió una llamada del taller mécanico de Ridí Culo. Se había producido un trágico accidente. Uno de los propietarios había sido atrapado bajo un automóvil mientras estaba reparándolo; inexplicablemente el gato con el que lo había levantado había cedido. Rudy Mentario, el socio de Ridí explicaba: “Estaba tomando café y mirando las cotizaciones de la 6bolsa en el diario, cuando oí un ruido de metal roto seguido de un grito de dolor. Cuando llegué, mi pobre socio ya había muerte”. El detective le contestó rápidamente: “Hay algo de lo que dice que le delata”. ¿De qué se trata?

233. La aristocracia del XIX

El profesor Listillo dio una conferencia sobre “La vida de la aristocracia en el siglo XIX”, y contó una anécdota, totalmente cierta, que ocurrió en verano en cierta corte de la Europa Central: “Mientras los cortesanos charlaban y paseaban por los jardines, en el palacio la reina atacó al rey y lo mató allí mismo. Los miembros de la corte, asombrados, continuaron con la fiesta como si nada”. ¿Cómo fue esto posible?

224. Asesinato en la redacción

Disculpas generales por mis continuados retrasos. Mantener al día este blog no es facil y me supone muchas horas. En general, dedico algún rato a programar varias entradas por si algún día no puedo escribir, pero últimamente me falta tiempo para muchas cosas y, entre ellas, seguir escribiendo con regularidad.

Me gustaría poder seguir escribiendo a buen ritmo y sin retrasos, pero por ahora me es dificil asegurar algo. En cuanto a los comentarios sobre vuestras respuestas, tampoco tengo mucho tiempo de mirármelo cada día y poder responder o comentar vuestras soluciones, aunque a veces, cuando me pongo, hago borrón y cuenta nueva con las que hay pendientes.

Espero poder seguir al día y ofreciendoos este pequeño espacio de entretenimiento. ¡Muchas gracias por la paciencia y los ánimos!

Cuando Acérrimo Terco, el director de la prestigiosa revista Tecnociencia, volvió de comer, se encontró con el detective Guardarropa. “Se ha encontrado estrangulada en el aparcamiento a la Srta. Piñata, su redactora-jefe. Le han robado el bolso y todo lo que llevaba de valor”, dijo Acérrimo. En ese momento, el detective vio un mensaje que Andresita había dejado en el ordenador de Terco: “Acerrimo, perdona el retraso. Ya se qe la reunion es a las tres, pero e tenido que ir un momento al coche a buscar una cosa. Piñata”. Después de leer la nota, Guardarropa dijo: “Aquí hay algo que no me gusta”. ¿Qué le ha parecido extraño al detective?

196. Aviso de asesinato

Staff Ador esperó a que el profesor Listillo saliera del despacho de Mentiro Sillo. Se puso un par de guantes y entró en el despacho de Sillo. Luego apuntó y disparó. Ador tiró la pistola al suelo y llamó a la policía. Después de fue a su propio despacho y se quitó los guantes. Cuando el detective Guardarropa llegó, Staff explicó lo sucedido: “Estaba trabajando cuando oí un disparo. Corrí hasta el vestíbulo y vi al profesor Listillo salir corriendo del despacho de Mentiro Sillo. Al entrar, le vi tendido en el suelo, así que llamé inmediatamente a la policía”. Algunas horas después, el detective ordenó arrestarle por asesinato. ¿Por qué fue tan fácil pillarle?

195. Asesinato en el sótano

Ridí Culo encontró a Rudy Mentario muerto en el sótano. Explicó que había sospechado que algo ocurría, porque Rudy no había recogido el correo del día anterior. Decidió entrar y encontró a Mentario con una gran mancha de sangre detrás de la cabeza, muy cerca de la cámara frigorífica. Parecía como si hubiese resbalado y se hubiese golpeado contra una de sus esquinas. Cuando se le preguntó sobre la mancha de sangre en la manga, Ridí contestó que había examinado el cuerpo antes de avisar a la policía y que se había manchado sin querer. La baja temperatura del cuerpo indicaba que la muerte había ocurrido hacía más de 12 horas. Pero el detective Guardarropa seguía convencido de que Ridí era culpable. ¿Cómo podía estar tan seguro?

192. Envenenado con cianuro

“Es extrañó”, pensó Guardarropa. La autopsia reveló que don Din murió envenenado con cianuro. Encontraron su cuerpo cerca de la barbacoa, todavía caliente. La autopsia también reveló que acababa de comerse dos bocadillos, una bolsa de patatas fritas y unas cerezas. Al registrar los alrededores, la policía encontró una nota de suicidio, la pluma usada por el doctor para escribirla, una caja de cerillas, una moneda, una bolsa de patatas fritas vacía y un papel con el que se habían envuelto los bocadillos. Como no se encontró nada más, el detective estaba seguro de que el cadáver había sido llevado hasta la escena del supuesto suicidio. ¿Por qué?

162. Asesinato en la nieve

Otro de asesinos 😉

El detective Guardarropa salió al despuntar el día a pasear por el bosque. Aunque la luz del sol le cegaba, seguía los pasos marcados sobre la nieve por uno de los compañeros de excursión, el fotógrafo Nikón Nisín. Después de un recodo en el camino, lo halló muerto; tenía una flecha clavada en la espalda. Volvió corriendo a la cabaña y encontró a los demás compañeros desayunando. Quedaron consternados al conocer la historia. Staff Ador repetía que no lo podía creer, Ridí Culo recordaba que Nikón le había comentado su idea de ir a fotografiar pájaros de madrugada y Rudy, que contaba sus flechas, informó de que le faltaba una. “Uno de vosotros es el asesino”, dijo Guardarropa. ¿Quién cree que ha sido? ¿Por qué?