Archivo de la etiqueta: Andresita Piñata

373. Para ir a la escuela…

Andresita Piñata le explicó, cuando aún era pequeña, a su padre que, sintiéndolo mucho, no podría continuar yendo a la escuela. Le dijo que había hecho unos cálculos y que se había dado cuenta de que no tenía tiempo para asistir a clase. Le explicó: “Duermo 8 horas al día y eso supone 2.920 horas, o 122 días al año. Los sábados y los domingos suman 104 días más. Si dedico 3 horas al día a las comidas, son 45 días suplementarios. Las vacaciones de verano suman 60 días y, si me concedo dos horas al día para ver la tele y otros caprichos, eso supone 30 días. En total son 361, y esto sin incluir Navidad, Semana Santa y otros días de fiesta.” ¿Cuál es el error en las cuentas de Andresita?

260. El ojo amoratado

Una noche de verano, Rita Rica, el detective Guardarropa, el famoso ladrón Staff Ador y la exhuberante Andresita Piñata estaban en la entrada de un hotel en Reponítica. De repente todo quedó a oscuras. Al cabo de unos segundos, se oyó el ruido de un beso y el de una bofetada. Cuando volvió la luz, la señora Rita sonrió pensando que Piñata había dado un tortazo a Staff, pues tenía un ojo morado. Andresita pensaba que Ador se había confundido y había besado a Rita. Staff pensó que Guardarropa había besado a Andresita y que ésta le había dado accidentalmente a él. Sólo el detective sabía lo que había ocurrido en realidad. ¿Puedes deducirlo?

256. Excusas cantantes

“¡Por fin os encuentro!” dijo sonriente Andresita Piñata, mirando al detective Guardarropa y a Acérrimo Terco, conocidísimo tenor. “Espero contar con vosotros en la fiesta de esta noche”, continuó, dirigiéndose a Acérrimo. “Lo siento en el alma”, contestó éste, “pero esta noche tengo una actuación en la Ópera”. La respuesta de Piñata no se hizo esperar: “¡Pues mañana organizaré otra fiesta en tu honor!” Terco le dijo: “Me sabe muy mal, pero canto también mañana y, al día siguiente, en Londres. Descansaré unos días y después iniciaré una gira por el mundo que durará varios meses”. Se despidieron y siguieron paseando. “Espero que no se haya dado cuenta de que estaba poniendo excusas”, le dijo Acérrimo a Guardarropa. ¿Cuál era el engaño?

238. Robo en la carretera

Cuando Andresita pasó con su coche sobre unos cristales rotos, se le pincharon dos neumáticos. Al detenerse, un hombre enmascarado abrió la puerta, le robó todo el dinero y desapareció. Una vez repuesta, Andresita empezó a andar hacia una estación de servicio. Al llegar encontró a Rudy domido. “Perdone”, le dijo, “pero acaban de robarme y tengo dos neumáticos pinchados, ¿podría ayudarme?” Rudy respondió: “Sí, mi amigo Ridí tiene un taller cerca de aquí”. Fue al teléfono y, al volver, le dijo que Ridí iba ya hacia el coche con los neumáticos nuevos. Cuando llegaron allá, Ridí había empezado a poner los neumáticos que Rudy le había dicho. ¿A quién debe denunciar Andresita por robo?

224. Asesinato en la redacción

Disculpas generales por mis continuados retrasos. Mantener al día este blog no es facil y me supone muchas horas. En general, dedico algún rato a programar varias entradas por si algún día no puedo escribir, pero últimamente me falta tiempo para muchas cosas y, entre ellas, seguir escribiendo con regularidad.

Me gustaría poder seguir escribiendo a buen ritmo y sin retrasos, pero por ahora me es dificil asegurar algo. En cuanto a los comentarios sobre vuestras respuestas, tampoco tengo mucho tiempo de mirármelo cada día y poder responder o comentar vuestras soluciones, aunque a veces, cuando me pongo, hago borrón y cuenta nueva con las que hay pendientes.

Espero poder seguir al día y ofreciendoos este pequeño espacio de entretenimiento. ¡Muchas gracias por la paciencia y los ánimos!

Cuando Acérrimo Terco, el director de la prestigiosa revista Tecnociencia, volvió de comer, se encontró con el detective Guardarropa. “Se ha encontrado estrangulada en el aparcamiento a la Srta. Piñata, su redactora-jefe. Le han robado el bolso y todo lo que llevaba de valor”, dijo Acérrimo. En ese momento, el detective vio un mensaje que Andresita había dejado en el ordenador de Terco: “Acerrimo, perdona el retraso. Ya se qe la reunion es a las tres, pero e tenido que ir un momento al coche a buscar una cosa. Piñata”. Después de leer la nota, Guardarropa dijo: “Aquí hay algo que no me gusta”. ¿Qué le ha parecido extraño al detective?

216. Como correr

Andresita Piñata estaba comiendo bombones sentada en el sofá y mirando un culebrón en la tele. En una de las escenas, vio a varias chicas en la playa, se miró a si misma y decidió que debía ponerse en forma sin perder ni un minuto. Así que mandó a su marido a la librería más próxima para que le trajera un método que le enseñara cómo conseguirlo. Cuando éste encontró uno con el título “como-correr” en el lomo, lo sacó del estante, lo pagó y se lo llevó a su mujer. Pero cuando ésta lo abrió, se dio cuenta de que su contenido no tenía nada que ver con sus propósitos. ¿De qué libro se trataba?

207. El tren de Reponítica

Andresita Piñata llegó al último vagón y no encontró ningún asiento libre. Dejó allí su maleta, al cuidado de una amable viajera, para ir a buscar un asiento. En ese momento estaban entrando a Reponítica. Andresita fue recorriendo el resto del tren a una velocidad de 1,5 km/h. Media hora después, llegó al primer vagón. Como no había ninguna plaza libre, volvió al sitio en que estaba su maleta, yendo a la misma velocidad que a la ida. Cuando llegó, el tren pasaba por delante del ayuntamiento, que está a 10 km de la entrada al pueblo. ¿A qué velocidad avanzaba el tren?

45. El apartamento de Andresita

Andresita Piñata volvió a su apartamento y vio que alguien había entrado y lo había destrozado todo. Los cuadros estaban rotos, las cartas personales hechas trizas, los muebles volcados, había grafitis en las paredes y su ropa estaba manchada y rasgada. Andresita dijo al detective Guardarropa que creía que Staff Ador, su antiguo novio, tenía probablemente algo que ver en todo ello. Cuando el detective le interrogó, Staff afirmó no saber nada, pero añadió que haría cualquier cosa por descubrir a un salvaje que escribía obscenidades en las paredes. Después de hablar un poco más con él, el detective le acusó de haber entrado en el piso de Andresita. ¿Qué le hizo suponer que era culpable?