284. El puente de 10.000 kg

Imagínate un puente de dos kilómetros de largo y una resistencia suficiente para sostener justo diez mil kilos de peso, pero ni un gramo de más. Un camión de gran tonelaje, que pesa en total exactamente diez mil kilos, entra en el puente. En su punto central, un gorrión que pesa 25 gramos se posa sobre el camión y, sin embargo, el puente no se derrumba. ¿Cómo es posible?

283. El desayuno de los ladrones

Una calurosa tarde de verano, Staff Ador y Mentiro Sillo robaron la recaudación del Banco de Reponítica. Como sabían que la policía les pisaba los talones, decidieron repartirse el botín y tirar cada uno por su lado. Staff se dirigió hacia las montañas del oeste mientras que Mentiro se fue a la costa este. A la mañana siguiente, ambos decidieron desayunar lo mismo: hirvieron agua y tomaron huevos duros. ¿Cuál de los dos tuvo antes preparado su desayuno?

279. El reloj de Empa Nado

Empa Nado tiene un reloj de pared que suena a las horas y a las medias. El reloj da una campanada cada media hora, también da una campanada a la una, dos a dos, tres a las tres, etc. Una vez, Nado llegó a su casa y, al entrar, oyó una campanada, media hora más tarde, oyó otra campanada, al cabo de media hora, una campanada más y, por último, otra campanada transcurrida media hora. Sabiendo que el reloj funciona perfectamente, ¿qué hora era después de esta última campanada?

274. El cuñado de Staff

“Staff, tengo que darte una mala noticia”, dijo el detective Guardarropa, “tu cuñado ha muerto y todo me hace suponer que se trata de un asesinato”. “La verdad es que no me sorprende”, le contestó Ador, “Ladr’on Zuelo tenía montones de enemigos. Los maridos de mis hermanas estaban peleados con él, a causa de un negocio que fue muy mal; un amigo de mi hermano le prestó dinero y no se lo quiso devolver, e incluso el hermano de mi mujer, que acaba de salir de la cárcel, dijo que Zuelo le había traicionado y que se vengaría en cuanto pudiese…” Mientras Staff Ador seguía alargando la lista de enemigos de Ladr’on Zuelo, el detective sacó las esposas y lo arrestó. ¿Por qué?

273. El trayecto del taxista

Acérrimo Terco cogió un taxi y, en cuanto comenzó el trayecto, empezó a hablarle al conductor, Ridí Culo. Éste intuyó que Acérrimo le iba a dar la lata durante todo el viaje, así que recurrió a un viejo truco que usan los taxistas en estos casos. Miró por el retrovisor y le dijo: “Lo lamento, señor, pero soy muy duro de oido y tengo el audífono estropeado. Lo siento mucho pero no entiendo nada de lo que me está diciendo”. Al llegar a su destino Acérrimo pagó la carrera y continuó con sus asuntos, pero al cabo de un buen rato se dio cuenta de que Culo le había tomado el pelo. ¿En qué lo notó?