255. Robo en casa

Staff Ador estaba en su casa cuando, según dijo al detective Guardarropa, alguien llamó a su puerta. “En aquel momento fui a abrir la entrada para ver quien era. Recuerdo perfectamente el momento, pues dejé el punto de libro entre las páginas 129 y 130, molesto por tener que perder el hilo de tan interesante lectura. En cuanto abrí la puerta no vi a nadie pero escuché un ruido al otro lado de mi casa. Cuando llegué a la habitación donde me pareció que había oido algo no había ya nadie, pero dos de los cajones del mueble estaban abiertos y habían robado los documentos que había dentro”. “Hay algo en su historia que le delata”, le replicó el detective. ¿De qué se trata?

251. Coches usados

Mentiro Sillo es, además de otras muchas cosas, vendedor de coches usados. Vendió la mitad de sus coches y un más al primer cliente del día. Al segundo cliente le vendió la mitad de los que quedaban y otro coche más. Al tercer cliente le vendió también la mitad de los que quedaban más otro. E hizo lo mismo con el cuarto cliente. Mentiro se convirtió, así, en un satisfecho vendedor que había vendido todos sus coches. ¿Cuántos tenía antes de empezar esa impresionante jornada?

248. Leyendo de noche

Acérrimo Terco tiene la habilidad de hacer dos cosas al mismo tiempo: mantener, por ejemplo, una conversación y escuchar la radio. Una noche, Acérrimo estaba viendo un culebrón en la tele y terminando de leer un libro, cuando se fue la luz. Su mujer decidió irse a la cama, pero Acérrimo, aunque la sala estaba totalmente a oscuras, siguió leyendo hasta terminar el capítulo. ¿Cómo pudo conseguirlo?

242. El contrato de trabajo

Rita Rica y Empa Nado estaban en un bar de Reponítica, celebrando sus nuevos contratos de trabajo de tres años de duración. Rita dijo que cobraría 50.000 euros al año y que le aumentarían 10.000 al principio de cada nuevo año. Empa empezaría ganando 25.000 los seis primeros meses y, luego, le irían aumentando 2.500 cada periodo de seis meses. “En fin”, dijo Rita, “ya que voy a ganar más dinero que tú durante los tres próximos años, lo mínimo que puedo hacer es invitarte a una copa”. Pero, ¿quién va a ganar más dinero? ¿Y cuánto?

241. El robo de las monedas

Staff Ador se encontró con el detective Guardarropa en el vestíbulo. “Seguro que ha visto la nota en el ascensor”, le dijo. “Han cortado el gas y la luz, desde las doce de la noche hasta las seis de la madrugada. Un ruido me ha despertado poco antes de las seis. He mirado por todo el piso y, como no he visto a nadie, me he metido en el baño. Pero, a media ducha, he oído el ruido otra vez. He vuelto a mirar y esta vez he visto a alguien que salía del piso; por desgracia el vapor del baño no me ha permitido distinguir cómo era. Lo peor es que ha desaparecido mi colección de monedas”, dijo Staff. “Tenga cuidado o desaparecerá también su libertad”, le replicó Guardarropa. ¿Por qué?