40. El ajusticiamiento

En la Edad Media la Inquisición condenó a un preso a morar públicamente en la horca. La única oportunidad de salvarse es extraer una bolita blanca de dentro de una bolsa de tela oscura, donde la han puesto conjuntamente con 19 bolitas negras. Una vez haya extraído la bola de dentro de la bolsa, la tendrá que enseñar a todos los presentes en la ejecución para poder ver claramente el veredicto de Dios. Pero la Inquisición quiere ajusticiar al reo como sea, así que, dentro de la bolsa ponen 20 bolas negras y ninguna blanca, asegurándose que el condenado muera. Cuando empieza la ceremonia, el prisionero coge una bola de la bolsa y, sin mostrarla, rápidamente se la traga. La Inquisición se ve, pues, a perdonarle la vida. ¿Por qué?

No es difícil, no es una quedada, pero tenéis que pensar un poquito 😉

4 comentarios sobre “40. El ajusticiamiento”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.