213. Los pretendientes de la Princesa

Dos de los jinetes más rápidos del reino querían casarse con la Princesa, pero al Rey no le gustaba ninguno de los dos pretendientes. Sin embargo, como quería parecer honrado y justo ante sus súbditos, decretó que su hija se casaría con el vencedor de una carrera de caballos. El afortunado sería aquél cuyo caballo llegase en segundo lugar. El Rey estaba seguro de que la carrera nunca se celebraría, puesto que ninguno de los dos jinetes querría ganar en estas condiciones. Pero la Princesa hizo una sugerencia que aseguraba una competición limpia y también su boda. ¿Qué propuso?

4 comentarios sobre “213. Los pretendientes de la Princesa”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.